jueves, 21 de agosto de 2014

Unas palabras desde el Hogar

-         Hola amado Hogar. Gracias por estar. Siento y percibo la Luz de los nuevos tiempos. Algo grande está sucediendo en este planeta donde me encuentro. Una transformación interior se está produciendo y las almas empiezan, no ya a despertar, sino a perder el miedo para adentrarse en este camino hacia ellas.
-         El Hogar está presente. Estamos con todos vosotros, y así debe de ser por lo acordado según el Plan Divino. Nos complace poder estar a vuestro lado y darnos cuenta como cada vez sois más los que nos percibís, sentís y veis. Saber que nos abrís vuestro corazón hace que el Gran Plan sea llevado a término. Ya no hay vuelta atrás. Éste se realizará, mientras, honramos vuestras presencias en este proceso para la elevación de vuestro planeta. Cada uno de vosotros, los dispuestos a recordar quienes sois, honraréis a la Fuente por el solo hecho de estar donde estáis. Vuestro mundo cambiará e iréis viendo la restructuración de vuestro entorno físico y la iluminación de las almas que os iréis encontrando en el camino. Veréis que no estáis solos, y os daréis cuenta que estos momentos de vuestro proceso es el anunciado tiempos atrás.
-         ….
-         Os iréis uniendo y juntos iluminaréis la oscuridad que todavía habita vuestro planeta, desapareciendo y viendo como lo que fueron ya no pueden manifestar ni controlar en los nuevos tiempos. Ha llegado la hora del no control, de la cooperación, la aceptación y la unión de los corazones, dejando sin fuerza ni poder los intereses personales y miedos.
-        
-         El camino que seguíais ha quedado obsoleto, agotándose toda predisposición basada en los deseos, acumulación y presencia de lo que denomináis ego. (Pausa). Son tiempos de Luz y Unicidad. Os vais encontrando, viejas almas, las unas con las otras. De diferentes continentes, habéis eliminado las distancias para saber de todas vuestras almas hermanas. Vais recordando y vais sabiendo de aquellas almas que estuvieron con la vuestra compartiendo sabiduría y amor.
-        
-         Los que habitáis este planeta os vais acercando y acortando las distancias en vuestras relaciones. Ellos (los animales) son una muestra de lo que os decimos. Lo que denomináis como “salvajes”, dejarán de serlo porque vosotros vais elevando vuestras energías. A medida que el ser que sois vayáis recordando vuestra esencia y vuestros orígenes, todos los seres de vuestro mundo os iréis acercando y conviviendo cada vez más cerca los unos con los otros, sin barreras y aceptándoos cada especie como es. En el fondo, todos sois y seguís el mismo camino: la unión y el respeto por la naturaleza y toda vida existente en ella, incluyéndoos.
-        
-         El planeta Tierra, como alguno lo llamáis ya no es el mismo. Ha llegado la hora de su renovación y la aparición de una nueva raza basada desde el corazón y una disposición y actitud para hacer este lugar un espacio donde reine la armonía, la paz, el respeto, la evolución individual y el amor. Hacia aquí os dirigís amadas almas. El Hogar en todo momento estará con vosotros, porque, aunque haya habido siglos que no habéis sabido de nosotros, estamos y estaremos a vuestro lado porque sois parte de la Familia Universal. La Fuente es Una, y vosotros sois parte de esta Fuente de la cual todos procedemos.
-        
-         Alegraos por estos momentos que estáis viviendo porque son los pilares de la nueva humanidad. Pilares creados por vuestro Recordar, vuestra Luz y Amor. Estáis construyendo una amorosa cuna para que el Cielo sea en la Tierra. Sois los creadores de una nueva vida, un nuevo mundo donde estar en él representará sentir al Padre y la fuerza del Amor en cada uno. Será la preparación de un servicio que cada uno, en su momento, realizará fuera de vuestro universo. ¡Sentidnos hermanos! ¡Sentid el Amor que sois!, porque él os llevará a nosotros y a la divinidad que sois.
-        
-         Os amamos y nuestro Amor es Uno con el vuestro. Abríos y dejad que seamos parte de vosotros. Recordad porque las puertas de aquel quien sois se abrirán y podréis ver la majestuosidad de vuestro ser y la magnificencia de vuestro servicio en este amado mundo que habitáis.
-         Amén. Así es y será. Mi Amor es Uno con el vuestro, y que la Voluntad Divina sea realizada plenamente.
-         Así es y será, hermano. (Pausa). Confiad y dejad que vuestro corazón os guíe. No temed porque no hay peligro que exista, solo vuestro pasado en el presente. Liberaros de él, porque ya no tiene cabida en vuestro presente. Solo el Amor en vuestros corazones. Abríos a él y sabréis de nosotros.
-         Gracias por vuestra comunicación y que podáis llevar a término lo que habéis venido a hacer con nuestra humanidad. Gracias por todo y por ser. Gracias.

jueves, 14 de agosto de 2014

Agosto 2014, una bendición

Quizás sea uno de los meses, períodos, donde noto más la manifestación de mi exterior en consonancia con lo que sucede en mi interior.
Cambios profundos donde lo que fue ya no sé donde está en mi vida, y aquel que soy y mi voluntad van presentándose ante mí para hacer fluir la realización de mi camino.
Hay momentos, como si habiéndome convertido en mariposa, quisiera nuevamente entrar en una crisálida para acabar de perfilar los últimos detalles de mi esencia encarnada en esta dimensión y planeta.
Veo el agua seguir su curso y oigo el paso de ella ante mí, transmitiéndome que, como ella, deje que todo sea y con este abandono a las manos de quien nos creó, llegaremos al siguiente paso de nuestro proceso, mostrándonos majestuosamente ante aquellos que así deba de ser.
Como viendo a través de los ojos de un águila, percibo la alegría al final del tramo que me encuentro en estos momentos. Veo una Luz más intensa y una alegría más allá de la que normalmente tengo. No hay nada como servir a la Fuente de la cual todos procedemos. Hemos ido avanzando durante años a través del aprendizaje y las situaciones que nos íbamos encontrando a lo largo de nuestro camino. Ahora ya no es hora de aprender para muchos, sino de sentir su interior para continuar subiendo nuevos peldaños de evolución de nuestra alma. Para muchos el aprendizaje ha finalizado tal como se venía haciendo hasta ahora. A partir de estos momentos es cuestión de sentir en tu interior la nueva situación o dirección a seguir. Ahora es nuestro estado de conexión constante y nuestra voluntad quienes nos permitirán ver la realización en nuestra vida.
¡No hay nada como unos momentos de silencio o contemplación! Si puede ser en la naturaleza, mucho mejor.
Recuerdo momentos donde hacía una escapada a la naturaleza que me rodeaba y, estando allí, me sentía como en casa. Las energías de la biosfera, te harán recordar tu procedencia y te permitirán armonizar todo tu ser. Quizás todavía no lo recuerdes, pero eres parte de la pureza y la vida de la naturaleza. Siempre has sido parte de ella, y tus energías lo sabían, es como un niño pequeño que quiere ir a jugar al parque porque sabe que allí va a encontrar a sus amigos y van a jugar y se lo pasarán muy bien. A veces, un paseo por el monte, el bosque o las montañas hacen que tu esencia se sintonice con el verdadero Hogar que perteneces. Todo tiene sentido y somos unos afortunados de tener este entorno que nos recuerda quiénes somos y la dirección a seguir. ¡No hay nada como unos momentos de silencio o contemplación!
Este silencio interior me hace que pueda percibir mejor la vida que me rodea y la armonía del lugar. Puedes sentir la paz, el sosiego de tu interior y tu empoderamiento se reafirma. La naturaleza te hace humilde, llave para encontrar el camino adecuado para tu alma en estos momentos. Cuando te dejas ir, te abandonas a las manos de la situación que estás viviendo, escuchando a tu corazón, entonces, nada debes de temer, porque te encuentras en el camino adecuado.
Este mes de agosto del 2014 nos recuerda aquel quien somos y nuestro potencial. Nos permite llegar a aquella parte de nosotros que hasta ahora, durante años, o hemos ignorado, o no acabábamos de entender su sentido o tomar consciencia de esta parte de nuestra vida actual. ¡Bendito mes! Siempre se nos da una nueva oportunidad, por más que nos desviemos de nuestro sendero. Nuestro corazón siempre recibe la dirección a seguir en nuestra vida. Escuchándole llegaremos a la más alta realización de nosotros mismos, pero no como seres humanos, sino como aquel que somos en realidad. En otros momentos ya os lo comenté, y es que la humanidad está liberándose de nuestro ser, para dar paso a la divinidad. Esto es lo que este agosto nos está diciendo y empujando para que así sea.
Si estás leyendo estas palabras, es que ya ha llegado tu hora, el instante de decir adiós de lo viejo y bienvenido a lo nuevo en nuestra vida. Lo nuevo no es lo exterior hacia nosotros, sino el nuevo ser, responsable de su vida y abriendo las puertas de su integridad. Este cambio interior hará que nuestro exterior también se adapte a quien somos y seremos a partir de ahora.
Este agosto de 2014 es un manantial de empoderamiento para cada uno de nosotros, pero no porque nos dé fuerzas, sino porque nosotros empezamos a ser más conscientes de quien somos. La fuerza se encuentra dentro de nosotros. Somos la fuente de esta capacidad de ser nosotros mismos. ¡Gracias! Gracias a todos los que sentís esta fuerza en vuestro interior y esta llamada oída que decidís hacerle caso para cambiar vuestra vida y empezar a andar con paso firme, y con la cabeza bien alta, sembrando luz y amor allí por donde pasáis. Vuestras decisiones a partir de ahora ya no serán las mismas. Tu libre albedrio, a partir de ahora, se regirá por tu corazón, no por tus miedos y tu mente. 
Este es uno de los grandes cambios en uno mismo, el hecho de empezar a valorar lo que nuestro corazón nos dicta. ¡Bendito seas, amada alma, que tu ser escucha la voz de tu sabiduría divina! Tu corazón te habla y nada debes de temer.
Siento la melodía de este lugar donde me encuentro donde cantos de diversos pájaros me hacen saber de mi grandeza sólo por el hecho de ser y estar. ¡Cuánta humildad necesitamos para nuestra realización! Sencillez y humildad.
En este nuevo camino no hay cabida a lo que denominábamos como ego. No, no hay lugar para él, por eso vas a notar tanto el cambio en ti a partir de octubre, sobre todo.
Este está siendo un año de grandes cambios a todos los niveles, y nuestra actitud ante este período del planeta Tierra y la humanidad, por si no la recuerdas, será como contemplar un pequeño río que puedas tener cerca de tu domicilio, o bien observar a los pequeños como juegan en un parque infantil. Contemplarás un espacio donde el Cielo se manifiesta en la Tierra. Tus grandes maestros.
Todo sigue su curso. Nos encontramos en la estación adecuada para subir al próximo tren, y algunos ya os encontráis en él. Nos veremos todos dentro. Todos subiremos y, en el silencio, nos daremos cuenta que a pesar de los pesares, todos podemos coger este tren. En él verás alejarse el viejo ser que eras, para dirigirte a aquel ser que siempre has soñado, o alguna vez anhelaste para vivir sintiendo la paz y el amor en ti.
Estos cambios solo son una puerta abierta para que la cruces, y una vez en tu nuevo estado, puedas ir cruzando nuevos umbrales que te llevarán más allá de tu presente actual. Solo tú puedes experimentarlo. Sabrás de tu camino y lo que te depara, a medida que vayas avanzando por él y sintiendo a aquel quien eres. Este Recordar te va a llevar muy lejos de tu presente, donde la felicidad anhelada, la plenitud del amor te acuna haciéndote sentir la magnificencia de tu esencia. Entonces, te darás cuenta que tu físico solo habrá sido el vehículo para llegar a ti.
Gracias por ser y estar.
Gracias amado Hogar por vuestra ayuda.
 
Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros. 

miércoles, 6 de agosto de 2014

La Rendición del Guerrero (de la Luz)

Durante años el guerrero tuvo que enfrentarse a situaciones que le impedían el paso hacia su hogar. Oscuridad, dudas, desconciertos, indefensión, ignorancia y miedos fueron las adversidades más temibles de su cabalgadura. Todo fue en tiempos de la dualidad, antes del despertar, e incluso, parte de sus batallas se incluían en los primeros pasos de su liberación.
Se ha hablado del Guerrero de la Luz, pero la manifestación de este término conllevaba contradicciones y obstáculos para el camino de todo aquel ser dispuesto a llegar a él mismo. Uno sentía reforzada su actitud al pensar que era un Guerrero de la Luz, un verdadero guerrero.
A veces, cuando entramos a una nueva era, o cruzamos una puerta que hasta ahora desconocíamos, el ser humano es capaz de inventar términos que empujen a la valentía de salir airoso de su situación de vida.
Las nuevas energías fueron llegando a nuestro amado planeta, a través del Sol, del Centro de nuestra Galaxia y de de allende donde la paz del Hogar es presente.
Muchos se identificaron con ser un Guerrero de la Luz. Ha llegado la hora del fin de este Guerrero que ha llevado a muchos a una identificación nada amorosa según sus términos literales.
Vivimos tiempos donde cada uno, ahora puede llegar a manifestar su Voluntad y recoger los frutos de una actitud de integridad y de una apertura de corazón como base de su nuevo camino hacia la divinidad manifestada.
Amado guerrero, ¡ríndete! ¡Quítate tu coraza y entrega tus armas, todas tus armas, porque han quedado obsoletas en los nuevos tiempos! Abandona las armas con las que has estado acompañando tus pasos hacia la vida deseada. Libérate de todo este peso y engaño a lo largo de los años. Te enseñaron a luchar. Bien aprendiste, y luego te pusiste en guardia para hacer frente a los posibles peligros, monstruos y adversidades que la vida te ofrecía, pero ellos, no te rodeaban con tus mismas armas. No podías con ellos, porque ellos conocían las debilidades de tu mente y la identificación con los elementos que no te pertenecían por naturaleza.
Ha llegado la hora de rendir nuestras armas y nuestras almas. ¡Libérate para conectar con lo que tu alma y el universo tiene previsto para ti y poder cumplir con el sentido por el cual naciste!
No hay peligros, hay miradas al espejo de tus contradicciones.
No hay enemigos, sólo las resistencias de tu ser como humano.
Ilusiones son las adversidades aceptadas en tu vida, debido a la ignorancia de aquel quien hay en ti.
Un guerrero siempre está atento a algo externo que pueda alterar tu vida y perjudicarla. ¡Esto sí que son ilusiones emanadas del raciocinio!
Abandona las armas para llegar a ti. Deja de luchar y de ver la vida para saber del verdadero ser que hay en ti. No necesitas luchar, hermana alma, para salir airosa en tu camino. El peligro no se encuentra en el sendero adentrado por tu caminar, sino en el interior de aquel que osa dirigirse hacia su divinidad.
No hay pasado, solo presente.
No hay futuro expectante, solo ilusiones para salir del pasado en el presente.
Estar atrapados en una situación actual, no es motivo para llamar a un guerrero para que luche y batalle con…….contigo mismo. Pensar que uno es o ha podido ser un Guerrero de la Luz, es infravalorarse y ceder el control de tu vida a algo creado desde el miedo y el raciocinio. ¿Luchar? ¿Para qué?
Ha llegado la hora de la no-lucha. Basta de batallas y enfrentamientos constantes con algo que crees como real.
Amado guerrero, muéstrame tal como eres, y libérate de toda esta parafernalia que has creído que te protegía para luchar contra tus falsas ilusiones. Creíste que esforzándote mucho y padeciendo llegarías a conseguir tus sueños. Creíste que luchando constantemente la vida se reblandecería y al final accedería concederte lo que tu corazón te hacía sentir para tu vida.
Creyéndote guerrero perdías tu fuerza, porque te estabas protegiendo contra algo que no existía, sólo en tu mente. Esto se materializaba en tu exterior y creías que era real, pero nada de esto era cierto, sólo tus dudas y miedos adquiridos a lo largo de tus encarnaciones.
Amada alma, ha llegado la hora de despojarte de todo lo que has ido adquiriendo como protección debido a los miedos no liberados.
Aquello que quieres, se encuentra en la actitud de Rendición ante la Vida.
Aquello que deseas, brota de una consciencia despierta, y recordando tu esencia prístina.
Tus sueños más anhelados proceden de la entrega total de tu ser, de tu alma a las manos de tu divinidad, porque tú eres Dios. Cuanto más te despojes de aquel quien no eres, más elevarás tu ser y empezarás a sentir la divinidad que hay en ti. Cuando empezamos a sentirla, es cuando nos damos cuenta que no estamos en peligro y amenazados por causas externas en nuestra vida, porque la Luz que hay en ti, alejará toda vibración que no se corresponda a la tuya y sea de mayor densidad.
Siendo tú, irradiarás tu Luz y ésta te hará sentir el Amor que eres.
Un guerrero no es de la Luz. Un ser rendido a su divinidad, si que muestra su verdadera Luz.
Hemos llegado a los tiempos donde no debemos de protegernos de nada, porque es debilidad y nos ponernos a las manos de nuestro exterior. De nada hemos de protegernos, porque la Integridad y el Despertar ya nos alejarán todo aquello que no resuene con nuestro corazón.
Por lo tanto, amadas almas de este planeta, que está viviendo la última fase de su existencia, ¡abrid vuestro corazón y sentid la Luz y el Amor que sois! ¡Recordad vuestra procedencia, porque no es terrenal! No sois humanos, sino divinidades encarnadas. ¡Recordad! ¡Recordad hasta poder sentir la verdadera esencia en vosotros y ver materializado el sentido de vuestro estar aquí con nosotros!
La Luz os protegerá.
El Amor que sois os protegerá.
Sois Dios encarnado y, siendo conscientes de vuestro verdadero ser, os daréis cuenta que de nada tendréis que protegeros, porque no hay nada de qué protegeros, solo vuestras propias actuaciones basadas en la ignorancia del camino a seguir.
El ser de la Nueva Humanidad, ya no lucha ni batalla contra sí mismo, sino que siente, acepta y se ama como divinidad que es.
Ser un guerrero es infravalorarse y perder empoderamiento.
Ser uno mismo, eleva su alma y realiza su misión en esta vida, sintiendo la alegría, el bienestar, la armonía y el amor en su día a día, en su servicio al Gran Plan Divino por el cual accedió presentarse como voluntario en este amado planeta.
No hay enemigos, solo miedos.
No hay adversidades, solo oportunidades.
No hay obstáculos, sino bendiciones que la vida nos ofrece.
Es la hora de tu presencia, conjuntamente con todas las nuestras.
Es el momento de unirnos para elevar el sentido por el cual vinimos.
Tú eres el coraje, la fuerza, la Luz y el Amor en tu Vida.
¡Recuerda hermana alma! Cada vez son más los que empiezan a recordar, y con el recuerdo, desaparecen los miedos y las protecciones.
Es el tiempo de la no-protección, del no-ritual.
Es el tiempo de mostrar tu Luz y tu Ser.
 
“¡Dejad las armas!
Ahora será vuestra Voluntad quien abrirá paso en el camino hacia vuestro ser.
Lanzad todo utensilio de defensa y ataque, porque ahora será el amor en vosotros quien manifestará la Voluntad de vuestro ser.”
 
 
Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros e iluminen vuestro camino.