jueves, 27 de marzo de 2014

Algo grande está sucediendo

Hay semanas que no sé si voy a poder publicar unas palabras como lo vengo haciendo desde hace años. Algo en mi interior hace que me convierta en observador de mi vida y sentir la inmensa alegría, emoción y plenitud de lo que está sucediendo, tanto a nivel personal como del planeta que habitamos, así como el movimiento existente a nivel del universo. Estos momentos me dejan maravillado de lo que uno puede conseguir y la humanidad en su conjunto. ¡Cuánta consciencia!
Son momentos de ver y sentir. Esto me produce un estado de quietud y gran gozo por la existencia siendo yo parte de ella, como cada uno de vosotros.
No puedo escribir en estos momentos que siento tal inmensidad de amor. Solo siento. No sé si llegará el día que me pasen los días sintiendo en lo más profundo de mis células la verdadera naturaleza que todos somos. Uno solo quiere sentir y sentir con más intensidad la presencia de la divinidad en uno mismo.
Ahora es uno de estos momentos. Hasta el presente, veía que se acercaba el día de publicación y todavía no había escrito ninguna palabra. Horas antes sentía un impulso a escribir sobre un tema en concreto, y las palabras fluían hasta finalizar el mensaje a transmitir en aquella ocasión. Últimamente me encuentro en esta situación donde, vivir lo que se siente y la consciencia percibe, me llena absolutamente con un sentimiento de gratitud por ser consciente y la alegría que siento al vivirlo.
En momentos así, solo tengo ganas de recogerme en mi interior y dejar que la inmensidad del universo llene todo mi ser. ¡Hay tanto Amor! A veces me olvido de escribir para publicar y me convierto en observador vibrando con la existencia que me rodea. Es como si me elevara en globo y pudiera ver los entramados que hacen que cada miembro de la comunidad humana está unido con los que tiene a su lado. Es como si pudiera ver cómo se desenvuelve el camino desde las alturas, donde no existe ningún obstáculo para poder divisar el proceso y el desenlace del camino del ser encarnado en esta dimensión elevándose a la siguiente.
¿Cómo puedo expresar la belleza y el amor del universo en unas palabras basadas en un contexto racional? Sinceramente, prefiero sentir y darme cuenta de lo que sucede que escribir un proceso donde es probable que lo que anote no plasme la intensidad y la luz del sentimiento que representa nuestra esencia. Decir Amor puro e incondicional es decir mucho, pero nada en relación a lo que se siente realmente al conectar y sentir la divinidad que uno es y la interrelación con el sentido existencial entre cada uno de los presentes en este mundo.
Esta elevación que te permite ver más allá del presente y a entender la intencionalidad de lo sucedido y el camino a seguir, nos permite sentir a Dios.
Espero podáis entenderme cuando he dicho que no sé si llegará un día que mis escritos no se publicarán con la periocidad que se está haciendo hasta ahora. Sentir aquieta nuestro ser y lo magnifica, lo eleva. Cuando estás con quien eres, con la divinidad que cada uno es, nada más hace falta. No necesitas hacer nada, sólo sentir y escuchar el silencio de tu universo y la presencia de tu corazón en su estado más sereno, en paz y abrazándote. Sientes la Unicidad con todo tu ser y cada una de las partes de tu biología, porque no es materia tal como la conocemos, sino pureza encajada en la forma para acompañar a tu proceso hacia la elevación de tu alma. Eres Amor en tu totalidad.
Para mí, por momentos puede parecerme una contradicción, porque quiero sentir la inspiración y la consciencia divina en mí, pero por otro lado, siento un fuerte impulso de transmitir lo que siento y el mensaje que voy recibiendo constantemente a lo largo del día. Entonces es cuando me aquieto y siento con toda mi plenitud la presencia de aquel quien soy, de Dios en mí, siendo yo parte de Dios, donde la divinidad y yo somos Uno. ¡Es majestuoso sentir y ver el Hogar en mí!
Mis palabras no me pertenecen. Mi vivencia tampoco. Todos sois portadores de la Luz y el Amor que sois. ¡Abríos! ¡Sentid! Predisponeos para manifestar al verdadero ser que sois. ¡Dejad que lo ilusorio se desvanezca y podáis ver la realidad de cada una de vuestras vidas! No estáis aquí para padecer y sufrir. El sufrimiento es fruto del no despertar, así como vuestros miedos. ¡Elevaros! ¡Recordar! Dejad a un lado el personaje y, desde vuestro corazón podréis llegar a sentir el verdadero ser que sois. El personaje pertenece a vuestra mente. Aquel quien sois,… a vuestro corazón.
Es encantador darte cuenta que cuando ves que se acerca el momento de publicar y todavía no tienes las palabras adecuadas, en algún momento entre tú ahora y el de la publicación, sientes una fuerza en ti que te lleva a escribir, en un estado de fluidez, lo adecuado para aquella semana. ¡Nuestros acompañantes de la Luz son encantadores!
Hago una pequeña pausa y me doy cuenta que este artículo está siguiendo su curso, cuando hace una hora, no sabía si esta semana vería la luz unas nuevas palabras emanadas de la inspiración del corazón o del susurro del Hogar o mi divinidad.
Todo tiene sentido.
Nuestra existencia tiene sentido.
Nuestras relaciones tienen sentido, así como cada gota del mar para entender su conjunto.
Siento la Paz, el Sosiego y la Calma en mi ser. Siento la alegría y la emoción de lo sentido y percibido sobre mí en la nueva etapa de la humanidad que nos encontramos.
Hoy quiero finalizar con unas palabras del Padre:

 

El Amor no sentido, deja de tener sentido para vuestro camino.

El Amor que se siente eleva vuestro espíritu y os indica el camino hacia Mí.

Yo no soy “fuera”. Yo Soy Tú. Yo Soy “en ti”.

Aquel quien me siente, siente la verdadera esencia de quien es.

Solo hay un Amor en vosotros, y es aquel que se siente. Todo vosotros sois Amor, pero al no percibirlo, os desconcertáis en vuestro camino. Cuando sentís la naturaleza de vuestro ser y activáis el despertar de vuestra Consciencia, abrís las puertas hacia Mí, siendo yo,  vosotros recordando.

Cuanto más sentís el Amor, más sentís al Padre en cada uno, porque Padre e Hijo son Uno. (Pausa). Cuando vuestra Consciencia se abre, el Universo donde reside el Hogar y vosotros se Unifica, creando lazos de conexión con allí de donde procedéis. Esta conexión riega las nuevas semillas de la humanidad hacia su despertar.

Yo Soy tú, y tu cuerpo es parte de tu divinidad. La materia que habitáis tiene consciencia. Cuando la activáis, vuestro cuerpo también se eleva.

Cuerpo y alma pueden llegar a ser Uno cuando el Hijo deja de ser Hijo, y la Unicidad universal se manifiesta en uno mismo. (Pausa)

Yo Soy el Padre y estoy en cada uno de vosotros. Fuisteis creados según el Amor del Padre. Cuando el Hijo recuerda, Padre e Hijo empiezan a acercarse hasta unirse en su totalidad.

La plena Unicidad es la Divinidad individual manifestada. 

 
 

Que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros.

2 comentarios:

flor videla dijo...

Hola Jordi, solo tengo un inmenso agradecimiento, desde mi mas profundo sentir. Sabes contactar con la sabiduria divina, donde la resonancia es solo una , el amor...
Me siento feliz , de encontrar tu blogg.Se que sera un gran aporte en este despertar, me siento ya
acompañada y guiada, gracias sinceras , de una alma que sabe
conocer la verdad.Te siento como un maestro,al cual quiero admirar.
Desde hoy se que te seguire , continuare mi busqueda ,con ese gran deseo de ser un ser de luz.
Que tambien a su vez , despertara a otros seres ,que saldran fuera de esta alocada mente .Que solo quiere dominar y adueñarse de nuestro espacio interior.
Por eso pido a nuestro Padre Celestial , te de bendiciones en grandes cantidades. Por que eres un ser humano con un alma elevada.
Espero te des cuenta de lo importante que tu trabajo es...Despertar nuestras almas adormecidas, que bendicion .Sigue en esa frecuencia donde entregas y das solo amor verdadero. Te lo agradeceremos infinitamente con todo nuestro amor.Cariñosamente de Gunther y Flor.

Jordi Morella dijo...

Gracias por tus buenos augurios y bendiciones hacia mi ser. Gracias. Vuestro amor hacia mi persona hace que pueda llegar más a vuestro corazón y abrir el camino de aquellos que se encuentran en el desconcierto de su andar. Gracias a todos. Gracias Gunther y Flor. Un abrazo y que el Amor y la Paz sean en vosotros.