miércoles, 23 de septiembre de 2009

Conciencia Crística (II)


¿Por qué a esta nueva conciencia se la denomina “Crística”?
Es un hecho que una gran parte de la humanidad empieza a abrir su mente, su corazón e inicia un proceso de conectar con sus inquietudes espirituales que le hacen plantear maneras diferentes de ver, vivir y sentir a como lo hacía hasta el momento. Mantenerse abierto a nuevas opciones de observar el mundo y el entorno que nos rodea permitirá ir más allá de las limitaciones adquiridas desde la infancia ante la vida.
Nos hallamos ante un eslabón donde antes no había que nos permitirá ir subiendo los peldaños de la evolución de nuestra alma. ¿Quién ha puesto este eslabón ante nosotros? Esta nueva energía emergida desde la predisposición y capacitación del ser humano a hacerse responsable de las energías de la Tierra y responsabilizarse de ella a partir de este momento. Donde antes no había soporte, ahora hay un pilar. Donde había soledad, ahora apoyo. Donde se manifestaba el miedo, ahora la oportunidad de la decisión firme y segura para avanzar por nuestro camino de la Ascensión.
El ser humano ha abierto las puertas de su verdadera esencia, ya no quedándose a las puertas de su liberación como en la vieja energía, sino adentrándose hacia una Luz y un Amor más puro e incondicional, acercándose más a Dios. Cuando más nos adentremos en nuestro interior, más conoceremos a la divinidad que hay en nosotros. El ser humano no es forma que da sentido a la vida, sino espíritu que da sentido a la forma y a la existencia.
Cada ser que habita nuestro planeta Tierra proviene de una voluntad superior. Nuestra esencia no pertenece a este mundo, pero al entrar y acoplarse a una biología hace que se olvide temporalmente de quién es realmente y su verdadera naturaleza.
Somos energía en constante evolución al elevar nuestras vibraciones a cada experiencia terrenal. Pero ¿hasta cuando? ¿Hasta que nivel iremos ascendiendo o podemos elevarnos? Somos energía en constante evolución, con lo que nuestras vibraciones van siendo cada vez más altas y etéreas. La decisión es de uno mismo el que así sea. El potencial lo tenemos desde nuestro nacimiento. Tú eres Dios.
El ir avanzando por el sendero de la espiritualidad nos abrirá cada vez más el camino hacia el autoconocimiento y el despertar nuestra conciencia.
Amados humanos, sois seres divinos en una experiencia en la densidad y esto os confunde muchas veces. Ser concientes de vuestra naturaleza os permitirá llegar a mostrar al Dios que hay en cada uno. Solo una conciencia evolucionada, puede materializar su verdadera esencia. Nada es lo que parece. Absolutamente nada de la inestabilidad de nuestra dimensión aparenta ser lo que es. Solo podremos darnos cuenta si conectamos con la Fuente de Todo lo que Es que hay en nosotros. Somos Uno con el Todo.
Al principio he empezado con la pregunta de por qué se denomina Crística a esta nueva conciencia. La razón es sencilla: porque tu conciencia espiritual se manifiesta y por lo tanto, puedes manifestar al Dios que hay en ti. Ahora esto es posible. Cristo es la palabra que designa el concepto pragmático de lo que representa Dios: amor, pureza, equilibrio, apoyo, guía, realización, vida, felicidad, calma, armonía, sosiego, paz, protección, serenidad, creación, visión clara, seguridad, sabiduría, confianza, certeza, alimento, prosperidad, aceptación, comprensión, sanación y una perfecta salud a todos los niveles. Tú tienes poder, y es este poder el que te permite llevar a término tu voluntad, pero no podrás hacer uso de él mientras te alejes de tu alma y no empieces el camino del autoconocimiento para conectar con tu verdadera esencia, con el verdadero ser que hay en ti y empezar a mostrarlo.
La conciencia crística es la conciencia de Dios en uno, en el ser humano, y esto es lo que está sucediendo actualmente en nuestro planeta y la humanidad. La conciencia crística permite manifestar al cristo que hay en cada uno de nosotros, por eso el movimiento de las personas para satisfacer sus inquietudes espirituales, por eso, la existencia de esta web para que tú puedas entrar en ella y encontrar entendimiento y comprensión de esta Nueva Era. No es por que sí que estés leyendo estas palabras dentro de este espacio cibernético.
Ha llegado la hora de integrar en nuestras células esta nueva energía que permitirá al ser humano reestructurar su ADN y empezar a manifestar la plenitud de su existencia en este mundo que vivimos, alejados de otros, según el Gran Plan Divino de Todo lo que Es.
Nos adentramos en un mundo nuevo con una nueva conciencia y una nueva manera de vivir y sentir. Ésta, está al alcance de todos. Depende de tu intencionalidad que Dios en ti se manifieste.

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.

No hay comentarios: